Evita convertirte en Spam

El spam ha estado presente desde 1937 en su forma comestible y aún es vagamente popular. El spam electrónico sin embargo solo ha estado presente por 20 años aproximadamente y no es muy popular ¡por decirlo menos! La diferencia entre ambos no puede ser más evidente. El spam electrónico es un término creado para reflejar las masas de correo electrónico no solicitado que llegan diariamente. La llegada del uso de internet masivamente ha incrementado la cantidad de spam electrónico sobre proporciones epidémicas – para el tiempo que hayas leído hasta acá, tu carpeta de spam podría tener uno o das correos spam ¡por lo menos!

Han habido muchas medidas para tratar de controlar este problema y los gigantes online tales como Google han tratado duramente de proveer “limitación de daño” pero la triste realidad es que más del 80% de los correos electrónicos son spam o correo no deseado. El problema es que no hay un final predecible al spam y no parece haber ninguna manera de detener su distribución automáticamente por un software. A lo mejor te preguntas por qué una discusión de spam en un artículo de marketing; la razón es que cuando haces tu propio sitio web, necesitas tráfico que la visite o de otra manera no tendría sentido. Llevar tráfico a una página web puede ser alcanzado a través de diferentes maneras – muchas de ellas son canales para el spam. Lo que tienes que evitar, es que tu sitio sea clasificado como spam. Google abiertamente detesta el spamming y si encuentran que eres culpable de hacerlo tu sitio no estará en los resultados de su motor de búsqueda. Para evitar estos problemas, hay un número de áreas que tienes que chequear.

Escritura de Artículos SEO

Muchas personas que deciden hacer una pagina web también crean un blog para correrlo paralelo a éste para que los dueños de sitios puedan enviar artículos que tienen links de vuelta a su sitio. Estos artículos contienen palabras clave que los motores de búsqueda usan para clasificar el contenido de la página y si son relevantes para que el sitio sea vinculado hacia la página, ayudará a mejorar su ranking cuando los usuarios buscan estas palabras claves. Los artículos son publicados comúnmente a los blogs o ezines (revistas electrónicas), de las cuales hay miles de cual elegir. Cuando Google chequea estos artículos y encuentra un inusual número de palabras clave – cuando la densidad es sobre el 5% – no sólo los artículos serán marcados como potencial spam, pero cualquier vínculo a otra página también será etiquetado como tal. Este sobreuso de palabras clave es conocido comúnmente como “relleno de palabras clave” y es uno de los grandes errores que los dueños de páginas web pueden cometer. Cualquier persona puede crear un sitio web, pero si estas reglas no son cumplidas, todos esos esfuerzos de llegar a una audiencia serán en vano – dar vuelta atrás al bloqueo por parte de Google toma tiempo y esfuerzo. Hay excepciones, como por ejemplo cuando el nombre de un producto está siendo usado y el producto está siendo vendido en dicha página; esto claramente no es spamming y en la mayoría de los casos el motor de búsqueda que busca estos casos reconocerá que no lo es.

Correo Electrónico

Es estupendo enviar una carta para ventas para validar las ventas con detalles de un producto que podrían querer comprar, pero toma en cuenta que los correos electrónicos son leídos por los controladores de correo electrónico tales como Hotmail, Gmail, Google y Yahoo por lo que están sujetos a hacer la misma definición de spam que en un artículo. Como el email puede contener el vínculo a una página web, un correo electrónico no deseado mostrará un sitio spam también. El otro problema con crear cartas para ventas es que pueden terminar en la carpeta de correo no deseado y nunca vistos por el recipiente. Esta es una de las razones por las que muchos sitios requieren algún tipo de membrecía o registro para que el correo electrónico de dicho sitio no sea considerado como no deseado y potencialmente marcado como spam por los controladores de mail.

Redes Sociales

El spamming ahora es abundante en las redes sociales tales como Facebook y Twitter (donde lo llaman “spim”). Los motores de búsqueda, particularmente Google, están empezando a rastrear ambos spimming y marketing viral a través de estas redes también , para que sus resultados de búsqueda no incluya sitios que ocupan estas técnicas de marketing invasivas.

No hay luz al final del túnel para el spam; si eres un diseñador web, serás el objeto de limitaciones para el predicho futuro. Reconocer que constituye spam (o spim) es importante si quieres hacer una página web que estará en los resultados de un motor de búsqueda sin ser clasificado como spam y siendo invisible a la búsqueda pública.

Diego Mattei

Diseñador autodidacta freelance ensañado con ayudar a estudiantes y colegas en la búsqueda de recursos y materiales útiles para el aprendizaje diario. Amante del arte digital y la fotografía. Desde hace algunos años me dedico al blogging, una pasión que descubrí y que no pienso dejarla.