Tutorial: convirtiendo formas en nubes

Vamos a ver si ayudamos a los que aún están en duda sobre como hacer su trabajo con nubes explicando una de las técnicas que pueden utilizar para destrabar limitaciones y abrir la puerta a la creatividad.

Claro está que esto será solo un pequeño empujón. Luego cada uno de Uds. sabrá que hacer para plasmar una buena idea con la que competir.

Por otro lado, cabe aclarar que las imágenes a presentar no tienen como requisito excluyente ser solo cielo y nubes, sino que pueden interactuar con otros elementos o paisajes. Este tutorial tiene como fin explicar claramente la idea base para que todos puedan participar.

1º Paso. Creando el cielo

Si bien para tal fin habíamos compartido en su momento texturas de cielo, en ese mismo artículo les decía que no era nada complicado hacerlo por nuestra cuenta.

Para esto, solo hay que aplicar un degradado a la capa que utilizaremos de fondo. Ahora bien, con que colores lo haremos para que parezca real el cielo? La respuesta es… del mismo cielo.

Tomamos una imagen del cielo que mas nos guste y la abrimos con Photoshop. Hacemos click en el selector de color frontal (en la parte inferior de la barra de herramientas) y tomamos una muestra del punto mas claro de nuestro cielo. Luego hacemos click en el selector de color de fondo y tomamos una muestra del punto mas oscuro de nuestro cielo.

Ahora solo resta utilizar la herramienta de degradado para aplicar estos colores en nuestra capa de fondo. Solo debemos seleccionar desde las propiedades de la herramienta de degradado los colores que hemos tomado.

Para este ejemplo he tomado los valores que se ven en la imagen (#4fa6dc / #1696d4) y he aplicado un degradado radial. También pueden realizar un degradado lineal, esto estará sujeto a las necesidades de cada imagen.

2º Paso. Dando forma a nuestra futura nube.

Ya con nuestro cielo creado podemos enfocarnos en el elemento protagónico de este concurso, la nube.

Para tal fin crearemos una nueva capa en donde trabajar sin afectar el fondo e iremos a la herramienta de formas personalizadas.

Suponiendo que ya hemos cargado la forma personalizada que deseamos plasmar en nuestro cielo (si no sabes como lee este artículo sobre como utilizar los recursos), seleccionamos la misma y la ubicamos en el lienzo.

Ahora haremos este paso simple. Quizás no sea lo técnicamente correcto pero les facilitará la tarea de esta forma.

Sobre la forma que hemos hecho y con la herramienta de selección de trazado (flecha negra) haremos click con el botón derecho y en el menú contextual que aparece pondremos “Hacer Selección…”.

En la ventana que aparecerá le pondremos como radio de desvanecer 0 pixeles con el fin de conservar fielmente la forma de la figura.

3º Paso. Creando la nube con pinceles.

Ya con nuestra selección hecha, cargamos un pincel de nubes (si no sabes como lee este artículo sobre como utilizar los recursos) y, volviendo a los valores predeterminados de color frontal y de fondo (blanco y negro) aplicaremos el pincel dentro de la selección. Esta acción podremos ir repitiendola según la necesidad para rellenar toda la forma (intenten no dejar un manchón blanco, la idea es rellenar la selección con la textura de nubes).

Una vez que estemos conformes con el relleno de nuestra selección podremos ir a Selección > Deseleccionar o bien hacerlo mediante el atajo presionando Ctrl+D y de esta forma liberaremos la figura de su selección.

Ya con esto tendremos la base de nuestra nube, pero como podemos ver, todavía le falta ciertos detalles para darle un poco mas de realismo… y el motivo de esto se debe a los bordes.

Por lo tanto, lo que debemos hacer es, con el mismo set de pinceles u otro, bordear las partes que notamos mas duras del contorno.

Para esto abriremos una nueva capa con el fin de conservar la forma original y tener los agregados por separado.

Ahora bien, lo que recomiendo es que vayan variando el pincel para que no queden los bordes con un patrón. La idea es que el contorno tenga diferentes formas.

Lo ideal es seleccionar el pincel e ir a la ventana de pinceles, desde donde podremos rotar y modificar ciertos aspectos del mismo para adecuarlo a nuestra necesidad.

Desde esta ventana podrán jugar con el ángulo, rotación y tamaño del pincel, así como también espejarlo tanto horizontal como verticalmente. Con todas estas variantes, podemos hacer que un pincel tenga diversas variantes de uso dentro de la misma figura.

En la imagen anterior pueden apreciar como cambia radicalmente la figura al trabajar el contorno, simplemente con la aplicación de pinceles.

Ya con esto tienen la base para trabajar nubes. Luego quedará en cada uno darle valor agregado con luces y sombras, diferentes tonalidades para acentuar detalles de la forma y hacerlo interactuar con otros elementos de ser necesario.

La semana que viene veremos si puedo brindarles otra ayudita con alguna técnica diferente.

Diego Mattei

Diseñador autodidacta freelance ensañado con ayudar a estudiantes y colegas en la búsqueda de recursos y materiales útiles para el aprendizaje diario. Amante del arte digital y la fotografía. Desde hace algunos años me dedico al blogging, una pasión que descubrí y que no pienso dejarla.