Tips para optimizar el flujo de trabajo

Cuando uno trabaja freelance, la importancia de optimizar el flujo de trabajo es vital para poder crecer profesional y económicamente y, por otro lado, mantener la salud mental. No siempre se logra, obviamente habrá factores externos que coharten contra nuestro intento de organizarnos para que todo trabaje “aceitado”.

Estos son algunos consejos y tips para intentar encaminarnos mejor en el 2011 y poder monetizar todas nuestras espectativas sin fallarle al cliente con demoras.

Optimizar y personalizar nuestro entorno de trabajo

Si estás dando los primeros pasos como diseñador freelance este es un punto crítico que debemos preveer antes de comenzar cualquier trabajo. El mismo podemos dividirlo en dos: entorno virtual y entorno real.

VIRTUAL: No hay nada mas tedioso que no contar con la herramienta necesaria para encarar un trabajo. El buscarla, descargarla, instalarla (esperando que todos estos pasos salgan rápido) nos puede llevar tiempo vital para el proyecto; por lo que mi sugerencia es tener instalado o por lo menos en nuestro poder (todos los programas de diseño que consideremos necesarios para cualquier trabajo que pudiera surgir. Ya sea instalado, en CD o en ejecutable en nuestra máquina, la información tendrá que estar organizada.

Por otro lado, la organización de los accesos directos a aplicaciones y carpetas es también de importancia, ya que si bien uno piensa que no puede tardar mucho en encontrar en “su PC” lo que busca, muchas veces sucede que pasamos un buen tiempo navegando entre las carpetas para ver donde guardamos aquel bendito archivo. Para este punto, algo que me ha servido en lo personal es la barra Rocket Dock, la cual permite agregar directorios aparte de aplicaciones y agrupar elementos dando un acceso rápido a los documentos y aplicaciones que mas utilizamos.

REAL: No es lo mismo trabajar en un escritorio limpio, con lugar para apoyar la documentación de nuestro cliente a tener que estar haciendo lugar entre los papeles, los tickets de las compras, los juguetes de nuestro hijo (si trabajamos en casa suele suceder), dos tazas con borra de café y un cenicero lleno de colillas. Hay que establecer un límite y que tanto nosotros como el resto de las personas vean a nuestro escritorio como un lugar a respetar.

Mas de uno que me conoce debe estar pensando: “Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago”… es cierto, la mayoría de las veces mi entorno real no es digno de ejemplo. Pero no hablo de ser maniáticos… las veces que he podido llegar al modelo de entorno real propuesto las cosas han salido mas rápidas.

Comenzar el trabajo investigando y bocetando

Seguramente el deseo de hacer nuestro mejor trabajo nos lleva mas de una vez a comenzar los mismos en la PC, y eso puede conducirnos a un callejón sin salida en donde la frustración es el primer sentimiento que nos devolverá los pies sobre la tierra.

Antes de comenzar nuestro trabajo seguramente tengamos que investigar un poco acerca del producto o servicio, de forma tal que podamos enfocar nuestro trabajo con conocimientos del tema.

Por otro lado, el bocetado con lápiz y papel es algo a lo que muchos escapan, seguramente porque no lo han intentado aún… o le han puesto poco empeño. Para ser un poco mas claro en cuanto al beneficio que trae este paso, veamoslo de la siguiente forma:

Luego de haber investigado acerca del producto de mi nuevo proyecto, me vuelco a la parte creativa, en donde intetaré no limitar ni cohartar ninguna idea… todo puede servir. Con el lápiz y el papel, siendo buen dibujante o no puedo “bocetar” rápidamente y sin perder el hilo creativo. En cambio, por mas hábil que me sienta con Photoshop, algunas cosas me demorarán, cortarán el proceso y la idea tan brillante que tenía posiblemente se haya perdido entre muchas otras. A nadie le pasó esto?

Listar tareas y dar prioridades

Este es un buen ejercicio que ayuda mucho a organizarse y no volar en tiempo de producción. Al finalizar el día, abrimos el editor de texto que utilizamos y listamos todas las tareas que han quedado pendientes del proyecto para el día siguiente. Intentemos poner todas, por mas que sepamos que no alcanzarán las horas para terminarlo.

Luego de esto le otorgaremos prioridad a cada una de ellas y ordenaremos la lista. Planificando de esta forma nuestro día lograremos no perder tiempo pensando e intentando recordar que era lo que debíamos hacer.

Con estos tres tips seguramente lograremos mejorar y optimizar nuestro tiempo y flujo de trabajo. Que otro tip podríamos agregar basado en la experiencia como consejo?

Diego Mattei

Diseñador autodidacta freelance ensañado con ayudar a estudiantes y colegas en la búsqueda de recursos y materiales útiles para el aprendizaje diario. Amante del arte digital y la fotografía. Desde hace algunos años me dedico al blogging, una pasión que descubrí y que no pienso dejarla.